Partidos del día de hoy

GIULIANO GIULIANI, LOS GUANTES DE MARADONA EN NAPOLI A VEINTE AÑOS DE SU MUERTE

Giuliano Giuliani no fue un nombre más en el fútbol italiano. El arquero compartió equipo con nuestro Diego Armando Maradona en los años dorados del Nápoli y hasta participó de dos títulos como la Copa UEFA 1988/1989 y el Scudetto 1989/1990, el primero en la historia de la institución. Hoy se cumplen 20 años de su fallecimiento a causa del SIDA cuando el portero tenía 38 aniversarios. El 14 de noviembre de 1996 dejó de latir el corazón de Giuliani pero los hinchas del azurri se llevaron recuerdos imborrables de los logros alcanzados por el club napolitano en los finales de los ochenta y principios de los noventa.

La relación con Diego apareció en los días siguiente de la desaparición del 1. Algunos atribuyen su contagio de SIDA a un viaje en 1989 hacia Buenos Aires para el casamiento del diez, su compañero de plantel en Napoli. “Puede ser que sea así pero puede ser que sea solamente una historia nacida porque en un caso como este no desentona poner en el medio también a Diego, el genio loco, el hombre que con la droga se destruyó a sí mismo”, publicó el diario italiano Il Corriere della Sera pocos días después de la pérdida del hombre de los guantes.

“Giuliano no estaba entre los más amigos de Maradona. El se juntaba con los solteros. El sufría por su enfermedad, pero no se puede relacionar su muerte con las compañías de Diego”, declaró al mismo periódico Giancarlo Corradini, otro de los futbolistas que vivieron en carne propia la boda del jugador más grande de todos los tiempos. Sus experiencias con el esférico marcaron una trayectoria intachable con títulos y con una participación en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 con la camiseta de la Selección de Italia. El único dato negro fue la detención por tráfico de cocaína en 1993, juicio del cual sería absuelto de culpa.

Lo describían como un arquero serio, sobrio y con perfil bajo. Empezó su carrera en el Arezzo, continuó en el Como y Hellas Verona; y triunfó en Napoli. Su camino futbolístico acabó en Udinese hasta su fatídico final. Nunca negó la existencia de su enfermedad aunque de un momento a otro se dirigió al nosocomio para su internación, los médicos le diagnosticaron un panorama más complicado de lo pensado y unas horas después partió a las puertas del paraíso.

Giuliano Giuliani conoció a Dios en la tierra y como en el cielo.

giuliani

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*