gtag('config', 'UA-63643000-1');

TRISTÁN SUÁREZ 1 – DEPORTIVO MORÓN 0: TOCÓ EL INDIO

Mientras miles de fieles estaban en Tandil esperando por el recital del ex líder de Patricio Rey y sus Redondidos de Ricota, en Ezeiza hubo otro show que tuvo como protagonista al «Indio» más conocido que tiene el ascenso. El Lechero venció por 1 a 0 al Deportivo Morón y con Daniel Bazán Vera en el banco de los suplentes cosechó dos victorias al hilo para recuperarse tras un irregular arranque.

Tristán Suárez dominó las acciones desde el comienzo. Al festín que se hizo Abel Sandoval toda la tarde por el sector izquierdo se le sumó el gran cotejo que disputó Héctor López cortando, en el mediocampo, cualquier intento ofensivo del Deportivo Morón. Y encima, la visita sufrió las primeras lastimaduras al corazón cuando su eterno ex goleador, Damián Akerman convirtió de palomita a los 6 minutos de juego pero Pablo Dóvalo anuló la conquista por posición adelantada.

Era todo del equipo que conduce el hincha fanático de Almirante Brown, Bazán Vera. Antes del cuarto de hora Facundo Diz aprovechó un fallido despeje de Milton Álvarez y estrelló la pelota contra el palo. No iba a tardar en llegar el gol para el Lechero y a los 30 fue el mismísimo Diz quien consiguió el 1 a 0 merecido con el que ambos elencos se irían al descanso.

Para la complementaria los dirigidos por Walter Otta adelantaron apenas sus líneas pero estuvieron inconexos con un Cristian Yassogna solitario que no pudo hacer nada por sus propios medios. Un cabezazo de Nicolás Gásperi que encontró bien parado a Nicolás Tauber,y una situación inigualable que desperdició Cristian Broggi frente al arco, fueron las únicas oportunidades reales con las que el Gallo pudo igualar en Ezeiza. Sin embargo el dominio total pasaba por los pies del dueño de casa. Para colmo de males, y en tiempo de descuento, la escuadra visitante se quedó con un hombre de menos de cara al próximo encuentro ante Talleres de Escalada por la expulsión de Emmanuel Giménez.

Deportivo Morón dejó pasar en menos de una semana la posibilidad de acercarse al líder, Fénix, cosechando tan sólo un punto de los seis que disputó. Tristán Suárez, en contrapartida, ganó sus últimos dos partidos y con el 1 a 0 final sobre los del oeste, el pogo más grande del mundo, estuvo en el vestuario del «Indio» Bazán Vera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *