gtag('config', 'UA-63643000-1');

TIGRE 5 – ATLÉTICO TUCUMÁN 0: EL TÉ DE LAS CINCO

Elegante, prolijo, con mucho estilo. El Matador de Mauro Camoranesi consiguió su primer triunfo oficial en este 2016 con una inolvidable goleada por 5 a 0 sobre este Decano revelación. Con un ritmo de juego parecido al inglés en el José Dellagiovanna se vio una cátedra de buen fútbol con toques, lujos y sutilezas.

Las primeras masitas se le atragantaron a Tigre. En el minuto inicial fue Atlético Tucumán quien estuvo realmente muy cerca de abrir la cuenta en el norte del Gran Buenos Aires. A los 24 segundos Cristian Menéndez de cabeza forzó a una espectacular reacción de Javier García que fue completada por Rodrigo Erramuspe con un bombazo al tiro de esquina para evitar mayores complicaciones. En la acción siguiente lo tuvo Luis Rodríguez con una especie de volea que salió apenas por encima del travesaño. Sin embargo, cuando todo era de la visita llegó la respuesta del local en el ataque siguiente. Lucas Janson le robó la pelota a Bruno Bianchi en el área grande y no tuvo piedad en el mano a mano con Cristian Luchetti para marcar el 1 a 0.

Por el flanco derecho llegaron las mejores oportunidades para el Matador. A los 4 tuvo su ocasión Carlos Luna ganándole la espalda a todos los defensores pero su remate salió desviado. No iba a demorarse en llegar el segundo grito en Victoria. Iban 26 minutos cuando Janson se anticipó a un corto despeje de Enrique Meza Brítez y le puso un centro perfecto a Alexis Castro quien, de primera, clavó un zapatazo para marcar el 2 a 0.

No llegó a reaccionar Atlético Tucumán que el «Pucho» Castro volvió a romperle el arco a Lucchetti con un fuerte disparo desde afuera del área. Tigre ganaba 3 a 0 antes de la media hora de juego y brillaba en todas sus líneas. Sin fisuras, los dirigidos por Camoranesi no perdonaron a su rival y antes del final del primer tiempo liquidaron la historia con un hat-trick de quien hasta ese entonces se robaba todos los flahses. Claro que para llegar al cuarto tanto hubo una previa corrida de Sebastián Rincón a lo Usain Bolt que en 50 metros le sacó muchísimos cuerpos de ventaja a Meza Brítez para asistir al volante que se adueñaba del esférico con su tercera conquista personal y cuarta del equipo. Los de Juan Manuel Azconzábal, sin darse por vencidos, se topaban con un García muy atento pero también con un tándem en el mediocampo, formado por Sebastián Píriz y Ezequiel Cirigliano, que frenaban cualquier intento de conexión con el «Pulga» Rodríguez. Desarticulado por completo la visita se resignó con irse al descanso con una goleada que sería irremontable mientras el dueño de casa saboreaba la mejor tarde en años.

El panorama no cambió en la complementaria. En los primeros 120 segundos de la etapa final, el dueño de casa pudo meter no sólo el quinto sino también el sexto pero el cabezazo de Píriz salió muy cerca y después Luna dilapidó una gran chance en el área grande tras otra corrida fenomenal del colombiano Rincón. Más tarde Bianchi desvió en la línea un tiro a colocar de Lucas Pittinari. Pero de tanto ir finalmente el Matador tuvo su recompensa en la cabeza de su goleador y a media hora del epílogo el «Chino» puso cifras definitivas.

Atlético Tucumán no pudo ni siquiera convertir el tiro del final cuando Menéndez, prácticamente abajo del arco, mandó la pelota por arriba del horizontal. Tigre, en cambio, degustó una goleada que no olvidará con facilidad. El 5 a 0 y el rendimiento de todo el equipo fueron una merienda de lujo en la tardenoche de Victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *