BROWN (A) 1 – VILLA DÁLMINE 1: NI «TRICOLOR» NI «VIOLETA», GRIS

Brown de Adrogué y Villa Dálmine empataron 1 a 1 en un partido mediocre. El empate le sienta mejor al «Tricolor» que jugó un mal partido y venía de ganar, al contrario del «Violeta» que propuso más y aún no ganó en el campeonato. Los goles los marcaron Lucas Oviedo para Brown y Wilson Albarracín para Villa Dálmine.
El partido prometía en un principio: Brown de Adrogué había ganado la fecha anterior su primer partido en el torneo y había mostrado un buen nivel. En cambio, Villa Dálmine todavía no conocía la victoria y había marcado un sólo gol hasta el momento. Estaba todo dado para que el «Tricolor» siga con su levantada o para que «El Viola» logre sumar de a tres por primera vez. Pero…
El primer tiempo comenzó parejo, pero en poco más de 10 minutos, Brown logró recuperar el balón en la mitad de cancha y luego de una sucesión de buenos pases, Mauricio Asenjo habilitó a Lucas Oviedo quien enganchó en el área para su zurda y fusiló el arco de Carlos Kletnicki. En ese momento, el local empezó a acechar el área rival y parecía que iba a ser una tarde celeste, roja y negra. Sin embargo, poco duró esa emoción. A los 18 minutos de la primera mitad, Angel Luna ejecuta un gran tiro libre en el borde del área que con lo justo es despejado por el arquero Martín Ríos, pero que en el rebote, Lautaro Formica alcanza a enviar el centro para que Wilson Albarracín de cabeza marque el empate que resultaría final. Desde ese preciso instante, parecía que el partido se teñía de violeta. El conjunto de Campana fue con todo a buscar la victoria, pero no lo consiguió en los primeros 45 minutos.
El complemento fue totalmente dominado por el equipo del «Flaco» Vivaldo. La visita hizo uso de su sobrepoblado medio campo, en donde jugadores de buen pie controlaron el balón a placer. Desafortunadamente para Dálmine, la defensa local tuvo una buena tarde. Ésta es la única razón por la que el «Violeta» no pudo lograr la victoria. El final del partido estuvo plagado de imprecisiones por parte de ambos equipos, dando como resultado un partido mediocre. El elenco visitante estuve cerca de concretar la remontada cuando faltando poco para la culminación del encuentro, un remate de Gastón Díaz se estrelló en el travesaño.
El partido, que tuvo tintes de diversos colores según el momento de cada equipo, terminó siendo un gris empate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *