TALLERES (R.E.) 0 – CENTRAL CORDOBA (ROSARIO) 0: ESCALADA DE CATEGORIA

Talleres de Remedios de Escalada hizo valer la ventaja que sacó en Rosario y con un empate en su cancha, se quedó con el reducido y el segundo ascenso a la B Metropolitana. A pesar del 0 en ambos arcos, el partido fue de ida y vuelta, entretenido, digno de una final. Fiesta inolvidable en Escalada.
El «Rojo» de Escalada había vencido en la ida por la mínima a Central Córdoba en Rosario. Con esta ventaja, para nada decisiva, contaba el local para lograr el tan ansiado ascenso. Del otro lado, el «Charrúa» esperaba poder realizar una labor similar a la semifinal del reducido, cuando también en condición de visitante, revirtió un resultado negativo en casa para luego vencer por penales a Laferrere.
Con este panorama, los dos equipos salieron a buscar el arco rival, pero sin descuidar el fondo. El clásico y equilibrado sistema 4-4-2 fue la elección de ambos entrenadores. Desde un primero momento se pudo ver que Talleres fue el conjunto que más buscó tener la posesión del balón, en contraste de Central Córdoba, que enfocó su objetivo en atacar y realizar la mayor cantidad de llegadas posibles. En la visita los volantes tuvieron una buena actuación, y buscaron distribuir rápidamente la pelota hacia las bandas para desbordar y meter el centro. En el local, si bien los mediocampistas lograron tener el control del juego, no pudieron contar con la figura del Tallarín, Gastón Corado, que tuvo una muy mala tarde y no logró generar peligro en todo el partido. Teniendo en cuenta que prácticamente se jugó de área a área, se puede decir que las llegadas no fueron proporcionales. Sin embargo, Granero, el 1 del Rojo estuvo bien parado cuando lo exigieron y en dos ocasiones salvó el cero en su arco, lo que lo convirtió en figura del partido.
Pasados los cuatro minutos agregados por el árbitro Lucas Di Bastiano, todo fue una fiesta en Escalada. Los jugadores, tras saludar a sus rivales, procedieron a realizar la tradicional vuelta olímpica dentro de la cancha y de cara a las tres tribunas que tiene el estadio. Fuegos artificiales, cantos, aplausos, papeles, lágrimas, abrazos, saludos de cara al cielo fue lo que se vivió de este lado del alambrado. Mención aparte a la esplendida organización del ingreso de los hinchas y del festejo tras el ascenso obtenido. ¡Felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *